martes, 29 de marzo de 2011

LOS SAPOS CIEGOS Y UNA TROMPETA LEJANA.

video
En "una trompeta lejana" de Raoul Walsh, apareció el diálogo en que se basa el título de este blog. Yo tenía el recuerdo de John Wayne saludando a un viejo borracho que estaba sentado en el suelo y al borracho diciendo la frase, sin embargo, todo es mucho más elegante en boca del cínico doctor del fuerte. Ahora recuerdo que el borracho era yo y que el amigo que me acompañaba se da un aire a viejo vaquero feo, fuerte y formal. Fijaros en la versión que di del porqué del título en su momento, pinchando aquí mismo

3 comentarios:

Fernando dijo...

Acabas de quitarme unas de mis dudas existenciales, que una cosa es leerlo y otra verlo
Gracias Javi :)

Fernando dijo...

Acabas de quitarme unas de mis dudas existenciales, que una cosa es leerlo y otra verlo
Gracias Javi :)

javiguerrero dijo...

Alguien me recomendó que no explicara el título,para hacerme el interesante, pero siempre me irritaron los autores que ponen títulos misteriosos sin explicación a sus obras para parecer más oníricamente acuáticos, y ya llevaba mucho tiempo intentando averiguar de qué película se trataba, hasta que un amigo me fue a ver en el hospital el mes pasado y me dijo que había visto la peli en la tele con la fracesita. Ya me jodio que no fuera John Wayne a caballo y un borracho, como creía recordar, pero ahora casi me gusta más esta versión.
Saludos, amigo