martes, 24 de mayo de 2016

DOLCE PENSARE NIENTE (2) El beso. Cómpralo ya


Amor adolescente, alcoholicos anónimos, casas sucias, sexo sucio, ictus y otras cosas en esta oda a la estupidez que es "Dolce pensare niente". 68 páginas A5 en blanco y negro en papel ahuesado de 160 grs, encuadernado en rústica y cubierta en color por 6 euros mas 1 de gastos de envío. Un chollo.








6 € +env ío: España península






domingo, 13 de marzo de 2016

Dolce pensare niente I : compra ahora

Ya puedes comprar el "Dolce pensare niente" por 6 euros en La revoltosa, Librería Paradiso, Toma 3, y Librería de Bolsillo y por 6 euros +1€ de envío (si no sois de Gijón pero sí de la península), cómic autobiográfico de 68 páginas en blanco y negro A5.
 Esta es la primera entrega de lo que espero que sea una serie de al menos tres volúmenes:
"La idea de hacer un cómic autobiográfico me rondaba por la cabeza desde que caí en la cuenta de la náusea que me producía no ser conde ni tener criados y saber que jamás iba a alcanzar ese estatus, justo al poco de ponérseme los huevos negros durante la cándida adolescencia, y el relato se fue desarrollando en vivo tal que si un biógrafo mezquino me anduviera chivando qué hacer para que el libro que me tenía destinado se convirtiera en comedia y el personaje principal en un perdedor ridículo. La cosa es que nunca tuve demasiada paciencia para dibujar mis tonterías con el detalle que (pensaba) requerían y no encontraba el momento ni las herramientas. Ya había hecho un primer amago en una serie de relatos titulada “Mira qué tonto”, publicado en 2014, pero el nivel de estupidez del personaje no era todavía redondo y no sabía por qué hasta que hace un año me invitaron a un mercadillo animándome a que preparara un fanzine nuevo. Como no tenía material y solo me faltaba una semana improvisé un cómic de trazo descuidado y esquemático que relataba mi reciente experiencia en el verano de 2015 en un vía crucis de consultas médicas que derivaron en una colonoscopia que terminó en final feliz (sin lefas).

El resultado era gracioso, el muñeco que me protagonizaba añadía dosis delirantes de memez al personaje y podía dibujar una página en media hora sin despeinarme. A veces bastaba con dibujar el garabato en tres posturas y un solo bar para que los recuerdos brotaran convertidos en autoparodia. El proyecto para el que me había convertido en el hombre que se deshizo a sí mismo ya podía materializarse y descubrí que todas aquellas historias eran muy divertidas si eras capaz de disociarte del imbécil que las protagonizó. El título de aquel fanzine era “Dolce pensare niente”, guiño al famoso “Dolce far niente”, y lo rescaté para este tebeo que en principio iba a llamarse “Memorias de mierda”, porque me pareció que ampliaba así el público potencial al que podía acceder.
Esta es la primera entrega y es un encadenado de flash backs con tres finales que a lo mejor solo me parecen graciosos a mí, porque a veces uno se enamora de sus proyectos hasta perder la perspectiva"
Javi Guerrero




6 euros+1euro de envío
Solo España península



domingo, 6 de diciembre de 2015

M-EDITO, JORNADAS DE AUTOEDICIÓN

M-EDITO
Pues nos hemos juntado un grupo de autoeditores y editores independiente bajo el nombre de M-EDITO para preparar unas jornadas navideñas de autoedición y vender nuestras cosas. Como veréis, no hay muchos puntos comunes entre nosotros excepto la necesidad de hacer cosas impresas en papel y que vean el mundo o el mundo las vea a ellas. El primer evento será en La revoltosa libros y café el día 12 de diciembre de 12 a 14 y de 17 a 23 (paramos para comer) Y aquí os dejo una lista provisional de participantes, ya que algunos no han hecho sus deberes y no me han dado biodatos e imágenes molonas para incluir e el post:





The RocketMan Project es una asociación que edita cómics de autores noveles en lengua española. Nació como proyecto colectivo con una revista de ciencia ficción de estética steampunk. A partir del trabajo en común surgió nuestro primer libro, Las Catacumbas de Salem, financiado a través de una campaña de crowdfunding.



NEUH lo constituyen un grupo de autores de cómic, novelas, ilustraciones y artesanía que, convencidos de que la unión hace la fuerza, deciden presentar sus trabajos auto-editados bajo el mismo sello. Igualmente comienzan a trabajar conjuntamente para mejorar las condiciones de venta, distribución, presencia en eventos, etc. de los trabajos de auto-edición, convencidos de que es una vía de publicación que cada día dará más que hablar y en la que trae a cuenta invertir desde hoy mismo.









 
En Uve Books nos encantan las ediciones especiales. Crear libros, donde se conjugan la literatura y el arte, de una manera actual y creativa, donde los autores y los artistas se complementan para crear proyectos únicos. Uve Books surge de la mano de la editora artística Sandra Márquez en 2014. Un equipo de trabajo de una editorial es inmenso, para que un libro tome forma debe pasar por muchas manos, todas ellas son igual de importantes aunque unas son más visibles que otras, pero todas comprometidas con el proyecto y dejándose la piel en ello. 
http://uvebooks.com/ediciones/
https://www.facebook.com/Uve-Books-893247464087421/?ref=hl









Ruma Barbero
Dibujante asturiano de cómic, diseñador grafico y músico. Licenciado
en Bellas artes por la Universidad de Salamanca. Fundador del Grupo
Musical Felpeyu. Cofundador de la editorial "Cactus Comics".
Colaborador habitual de diferentes medios asturianos, miembro fundidor de la “Fundición princesa de Astucias”, recientemente
ha sido galardonado con el premio "Alfonso Iglesias" de cómic en
lengua asturiana, que concede la Consejería de Educación y Cultura. 







Sofía Fernández* practica la escritura de forma asidua desde hace cinco
años e imparte talleres sobre esta práctica desde hace tres. La observación
de cuerpo, sonido, palabra y mente es el punto de partida para su trabajo
escrito, que bebe de disciplinas artísticas tales como el Action Theater,
la danza Butoh, la psicología junguiana y el taoísmo. Sus talleres*
Escribir desde el Cuerpo, La Mente Oceánica, La Mente Poética y La Mente
Eléctrica* tienen lugar en espacios públicos como bares y parques, bosques
y playas. Se trata de salir para entrar en la escritura.

Este año ha publicado la colección de poemas *Cantos Armónicos de Ciervo y
Jabalí* a través de su alter ego Lea Poldo, disponible en *Librería La
Buena Letra, La Revoltosa, El Bosque de La Maga Colibrí y Toma 3* de
momento.

En 2016 publicará* Los Regalos de Wanted*, un cuento ilustrado para el que
busca financiación en estos momentos.


*Lea Poldo* (harpa, canto y poesía, Gijón) presenta desde septiembre
sus *Cantos
de Corazón, Hígado, Pulmón - Lung Liver Heart Songs, EP *disponible en
bandcamp, y recita durante sus conciertos algunos de los poemas de la
colección *Cantos Armónicos de Ciervo y Jabalí *(autoeditado).

*Con su mágica harpa y su canto dulce, áspero, intrigante, arrullador, Lea
Poldo ofrece una variación de canción popular fresca y emotiva, un nuevo
folclore de los órganos internos. **
http://leapoldo.bandcamp.com/
<
http://leapoldo.bandcamp.com/>*

*
http://toma3gijon.com/2015/10/19/lea-poldo-lecciones-de-anatomia-y-harpa/
<
http://toma3gijon.com/2015/10/19/lea-poldo-lecciones-de-anatomia-y-harpa/>*




Noel Álvarez, misterioso y taciturno, es todo él Tatau Ediciones. Viene a este evento con su último fanzine bajo el brazo:






Zozobra: Publicación Inestable, Desordenada y de Desinterés General. Revista alternativa, Emoción -arte  
https://www.facebook.com/Zozobra-893120044059206/?fref=ts


AHDIME:  Escultura, Grabado, Escultura en papel, Book art.Colaboradora de Zozobra
https://www.facebook.com/AHDIME-166263750131530/?fref=ts
http://anaherminia.blogspot.com.es/






 Noel Nava presenta su fanzine esclarecedor sobre la guerra de siria "No son bárbaros". Esta es la portada provisional:
Javi Guerrero
Ese soy yo, que ando metido en todo lo que puedo, colaboro en TMEO, he ganado algún premio de cuento y alguno de cómic, autoedtiado 7 libros de relatos y de cómic y un montón de fanzines y ahora me presento en este evento con todo lo que tengo y unas libretitas y agendas muy monas negras en cuyas portadas he dibujado y coloreado mis cosas de calaveras, pin-ups muertas, bluesmans cadáver y perritos muertos:
http://www.javiguerrero.com.es/








lunes, 21 de septiembre de 2015

Kitsch y hortera

Español, lo que se dice español, no tengo ni repajolera idea de cómo es la sensación de serlo. Puedo hacerme un esbozo muy grueso que se queda en imágenes, olores y recuerdos que imprimaron mi cerebro sin hacer esperando el momento de realizar en él, con los años, un cuadro coherente. El retablo de mi sentir español se hace esperar y el concepto no aparece; si tengo que sintetizar en él el nexo entre la totalidad de la nación creo que quedaría algo muy kitsch; si puedo dejar fuera lo que pienso que son todos aquellos cuyos usos y costumbres me son ajenos el resultado es una extraña mezcla entre sórdido y naíf, que es, curiosamente, lo que hago últimamente sobre el papel con mis propios pinceles, ahora que el cuadro de mi españolismo se sigue degradando. Podría también redirigir el cuadro hacia el sentir asturiano, pero, como todos los sentires nacionales, viene nuevamente salpicado de elementos kitsh y hortera, ya que tampoco es fácil encontrar el punto común con el resto de mis vecinos de región ni de ciudad ni de barrio ni de portal, no hasta el extremo de que podamos compartir cuadro sin tener que discutir la composición de los elementos y los colores, el tamaño de las pinceladas o los claroscuros y convertirlo en un híbrido mediocre.
Parece, sin embargo, que el reconocimiento de cualquier personaje público (véase Fernando Trueba) de ser ajeno a esa íntima sensación de madre patria escandaliza y hace titulares, mientras casi siempre es el folklore y la tradición, con valores muchas veces insensatos y sin actualizar, el reclamo que se usa para llamar a la unión en base a sentimientos de cerebro anfibio.
Pero yo también quiero pertenecer a un grupo, a ese que hace una buena criba en la cultura heredada y sigue dudando y cuestionando, por muchos abismos que abran sus preguntas en su zona de confort. ¿Sabremos reconocernos los miembros de este grupo cuando nos encontremos por la calle? ¿Tendremos ganas, caso de reconocernos, de hacer algo juntos, o nos conformaremos con mostrarnos respeto (o tolerancia, que es hermana de la condescendencia)?
A mí, sinceramente, me la pela, porque ni en el exquisito grupo de los bufones encuentro razones para hacer piña incondicional.

viernes, 21 de agosto de 2015

MINIPUTA



—Adolfo, Adolfo, Adolfo, Adolfo, mira lo que sé hacer con el coño —le dije.
Me puse en cuclillas delante de la tele para que no pudiera no mirarme y conseguí asir la pelota de tenis con los fuertes y entrenados músculos de mi coño. Pues nada, el levantó la vista del libro (no sé para qué enciende la tele), arqueó una ceja y echó un trago de vino, dedo meñique tieso.

—Muy bien, cielo, deberías impartir clases de crecimiento personal —dijo.

¿Es que siempre voy a tener que cargar en mis espaldas con todo el peso de la relación? ¿No merezco ni un poquito de su atención? Siempre igual, él con sus libros y su altanería y yo desviviéndome por mantener a flote nuestro amor que se hunde. Le puse el ojo del culo a 4 centímetros de su cara e hice el número del ventrílocuo. Sé dilatar el ano y contraerlo a una velocidad vertiginosa y suelo elaborar discursos muy divertidos con voz de niñita pequeña sincronizados con el movimiento del ano, de manera que parezca que la voz salga de ahí dentro.

—Hola, soy la pequeña miniputa y quiero ser tu amiga, tengo la boquita muy limpia porque me he metido un enema de farmacia hace un rato y se ha quedado toda la mierda en la taza del váter —dijo mi ano, con la vocecita de miniputa que me sale de miniputa madre.

—Pregúntale a tu jefa si no tienes que poner una lavadora o algo —dijo el cabrón.

—La jefa está llorando lagrimitas de amor —dijo mi ano con lastimera voz de miniputa.

Ahí sí que le toqué la fibra sensible. Siempre es así, la voz de miniputa saliendo de mi ano se hace escuchar más que yo misma. Me metió el rotulador de subrayar pasajes en la boquita-ojo de culo y lo empezó a mover mientras seguía leyendo.

Si yo lo que necesito es solo un poquito de amor.

—<3 p="" pens="">

viernes, 17 de julio de 2015

SEGUNDA OPORTUNIDAD

En esto que me meten en el escáner y empieza el ruido. Me quedo sopa justo después de hacer un pequeño recorrido mental de posibilidades funestas en el resultado de la prueba. “Me cagon la puta”, pienso, “podía haber aprovechado mejor estos últimos 30 años”. Duermo. Me despierta la voz del profesor y tengo 16 años y estoy en el instituto. Ahí está mi compañera de pupitre. Recuerdo que siempre andábamos restregándonos las piernas de manera casual durante las clases y me pillaba unos calentones del demonio. Dejo caer un lápiz y al agacharme a recogerlo le paso la lengua por la pierna desde el pie hasta la rodilla (esta vez voy a hacer las cosas bien desde el principio, ni una oportunidad desperdiciada). Me mete un rodillazo en la boca y me doy también en la cabeza con la mesa. Vale, esta me salió mal pero todavía puedo arreglar algunas cosas. Esa misma tarde y después de imitar la apatía adolescente durante la comida familiar (¡qué jóvenes y bobalicones parecemos todos!), me meto en un kiosco del centro con la intención de atracarlo y guardar el dinero para invertir en Microsoft o en algo. El kiosquero me manda a la mierda.
—Pues dame un par de pitos rubios —le digo, dejando dos duros encima del mostrador — Eso, fortuna.
Me siento en un parque a fumar y después de cavilar un par de segundos decido acercarme a la autovía y arrojarme a las ruedas de un camión porque si ahora que estoy intentando hacer algo con mi vida tampoco me va a salir bien no merece la pena repetir. Ahí viene. No, espera, primero tengo que hacer una visita a la bodega central. Con la botella de tinto encima de la mesa se me ocurre un reto: lo que voy a hacer es intentar repetir toda mi vida al dedillo de manera que no me desvíe ni un centímetro del tortuoso camino hasta el escáner de 2015. Será una empresa difícil pero divertida. ¡Por ahí viene Oscarín! ¡Pide un vaso Oscarín!
—No hable, por favor —me despierta una voz en los auriculares.
Ooooh, todo un sueño tonto dentro del escáner.