martes, 14 de febrero de 2012

Y FUERON FELICES...



1 comentario:

KENIT dijo...

Lo de las perdices era una leyenda urbana. Yo me las comí y me separé a los dos años.
Genial dibujo.
Un saludo.