sábado, 18 de febrero de 2012

LA PERSPECTIVA DE COMOSELLAME

Así es. Por lo menos los primeros 20 números de los sapos ciegos tienen la tipografía proscrita CÓMIC SANS. Ayer tuve una discusión estúpida sobre tipoprafías y diseño gráfico y sobre cómo el esnobismo (creo que ahora esta palabra es casi sinónima de gafapastismo) regía el mundo de las artes gráficas y dictaba las últimas tendencias con mano férrea. De hecho, fue un foro de diseñadores y dibujantes furibundos poniendo a caer de un burro esta fuente que con su pretensión de amabilidad y buen rollo ha saturado folletos, carteles, anuncios publicitarios, panfletos y hasta contratos arrendatarios y, por supuesto, la paciencia de muchos, lo que me hizo decidirme por ella. A mí me gusta la arial porque creo que es la mejor manera de no mojarse cuando uno no está dispuesto a escribir a mano pero tenía ganas de tocar los cojones. Este chiste me parece muy gracioso aunque sea mío y creo que ni la cómic sans ni la times ni la letra más chiripitifláutica puede quitarle el merito. ¿Estéticamente? Que le den por el culo a la estética. Además, el hecho de componer las viñetas con Carel draw 9 no ayuda mucho porque su editor de texto minusculiza las letras con tilde. ¿Pero no os parece un chiste graciosísimo? Es que hacía tiempo que no lo veía y me lo encontré esta mañana por casualidad y me dije: lo vuelvo a publicar con la excusa de tocarles los huevos a los detractores de la tipografía esta.

4 comentarios:

Don_Mingo dijo...

Algún día la Comic Sans se fusionará con la Helvética y viviremos en un mundo feliz

KENIT dijo...

Siempre sorprendes.
Un saludo.

Malapersona dijo...

Coñol, yo estaba a punto de publicar un chiste sobre lo mismo (sobre la comic sanz y las paranoias de los diseñadores gráficos, no sobre putas enanas). A ver si para finales de febrero lo tengo.

Los Diseñadores Gráficos y en general todos los que fumaron porros en la Facultad de Bellas Artes tienen todo el derecho a tener sus deformaciones profesionales, pero no sé porqué se sienten obligados a difundirlas por el mundo como si fueran la palabra de dios.

javiguerrero dijo...

Eso es, hace poco leí en un blog de diseño a uno que decía las fuentes que más tinta ahorraban; pero que no, que no usáramos la courier aunque fuera la segunda más ecológica (se supone que era una ironía porque todos debemos odiarla si somos listos). ¿Por qué coño tiene un listilo que condenar una tipografía y a los que la usen?