domingo, 30 de agosto de 2009

Que levante la mano aquel que no haya recibido alguna vez una suculenta e increible oferta de sexo gratis, tan inverosimil que haya declinado aceptar la invitación por falta de fe. Algo así como cuando la chica más guapa de la fiesta , despues de apoyar las tetas en tu espalda y la barbilla en tu hombro mientras manosea tu culo, te dijó al oido, exalando su aliento cálido: " por qué no dejamos aquí a estos mierdas y nos vamos a que te de un buen repaso". Y tú, joven e inexperto, te negaste y corriste a la otra punta a emborracharte y tomar aliento y meditar sobre la posibilidad de que lo que acababa de ocurrir no hubiera ocurrido en realidad.
pica en la imagen, son dos páginas.

4 comentarios:

Rebeca dijo...

Pues mira que a mí estos gordos cuando ando borracha me dan hasta un poco de morbos, látima que sean tan inocentones los pobres!

javiguerrero dijo...

¿con pajarita? eres una pervertida.

Dirty Clothes dijo...

Pues un día que salía de fiesta y volvía a casa un tanto perjudicado, dos tías muy buenas y vestidas muy pretas me dijeron que las acompañara a un bar cercano que no las dejaban entrar sin un tío... A mí me extrañó mucho que en un bar no dejaran entrar a dos tías como esas y sí que me dejaran entrar a mí así que preferí irme a casa a abrazar la cama que me hacía mucha falta... Días después me enteré que a donde me querían haber llevado era a un puticlub de cierto caché por mi zona y lo entendí todo...

dirty saludos¡¡¡

javiguerrero dijo...

si es que tenemos un instinto especial para detectar el peligro. para que luego digan que pensamos con la polla.