sábado, 2 de abril de 2011

LA CASA DE LA FERREIRÍA, LA JINETA Y LA NANCY

video



Las cosas que haces de doblete no se suelen recordar a no ser que tengas una cámara a mano. La cinta es espantosa. Apareció el otro día por ahí y me recordó el día que encontré la jineta disecada en el contenedor, a eso de las 9 de la mañana y con una cogorza de tres pares de cojones. Había una taxidermista viviendo por ahí pero yo no lo sabía. Iba borracho de anís de guindas y la cola de la jineta asomaba un poco del contenedor repleto de basura. Cogí la jineta y me la llevé bajo el brazo pero justo antes de tomar el camino que llevaba a casa se me ocurrió que sería buena idea esperar 5 minutos a que abrieran el primer bar de la mañana y tomarme otra con mi amiga la jineta. Pedí también una ración de jamón asado y me la pusieron. Ñam, ñam. Nadie me echó cuando me quedé dormido y al despertarme salía la abuela del bar con unas muñecas alopécicas en una caja que iba directa a la basura y yo le eché el ojo a una que tenía el pelo casi blanco con reflejos morados. La rescaté del contenedor mientras silbaba y miraba a mi alrededor con aire sospechoso. Ya era mediodía de nuevo y anduve paseándome por los 5 o 6 bares que había entonces con mi jineta y mi muñeca. Luego alguien no me quiso servir y me fui a casa con mis tesoros, a eso de las 3 de la tarde. Los acicalé un poco y los puse así como veis en el video y la foto y titulé a la obra "La jineta follando a la Nancy". La otra foto es de mi dormitorio- taller y la otra de un cuadro que ahora está en el ateneo de la calzada, en Gijón, y se llama : " Onliyú y uno que no canta". Todo ello en 1992. 
Las tallas que salen al final del video las hizo el afamado flautista Pepín de Muñalén. La más alargada estaba embadurnada de sangre de gocho aunque en el video no se aprecia y una chica que paraba por casa le tenía miedo a esa talla porque era una snob que había estudiado bellas artes y le gustaba hacerse la sensible.

No hay comentarios: