sábado, 9 de abril de 2011

¡¡COMO PUTAS!!


- Mariano...
-...
-Mariano...
Estaba abstraido mirando un programa sobre niños autistas con poderes sobrenaturales y, aunque mis oídos captaban la voz de Marisa, mi cabeza se negaba a recibir la información y responder. Aquellos niños maravillosos memorizaban largas listas de más de 6 palabras y recordaban sucesos y detalles intrascendentes para el resto de los mortales, como el número de chipirones que se quedaron en la bandeja o el número de veces que el tío Diego se rascó la oreja durante la comida. Sin embargo , estas habilidades no les servirán en el futuro igual que a mí tampoco me contratará nadie por mi capacidad para señalar cosas con mi mano pléjica. Puedo señalar cosas con absoluta naturalidad ocultando mi discapacidad, pero parece que las empresas del mundo no tienen en plantilla trabajadores específicos para señalar con el dedo, es una habilidad menospreciada.
- Mariano. ¿Me oyes?
- Sí, cariño, ¿ Has visto esos niños con poderes sobrenaturales?
- Mariano, ¿me puedes explicar que hacen todas esas fotos esparcidas sobre la mesa de tu escritorio?.
- En esas fotos sales tú de joven, cielo...
- ¿Me puedes explicar que hacen todas esas fotos esparcidas sobre la mesa de tu escritorio?.
- Es una sorpresa cielo. Me estuve masturbando mirando tus fotos de juventud en vez de una de esas revistas que tan poco te gustan.
- Vaya, es encantador, en esas fotos debo tener al menos 12 años.
- ¡¡PERO SI SALES PINTADA COMO UNA PUTA!!
- Carnaval.
Me quedé pensativo. Ahora todo el mundo deja que sus hijas vayan como putas desde los 12 años, pero por aquel entonces solo en carnaval lo hacían. Luego cumplían 16 o 20 años y ya iban de putas todo el tiempo hasta que encontraban marido. No me miréis así, que yo no dicto las reglas por las que se rige el universo.
Marisa anduvo huidiza durante toda la mañana.
-Oye, Marisa, si te la meto mientras miro esas fotos esparcidas por el suelo, ¿Me convierte eso en un pedófilo?
- Será mejor que no sigas por ahí.
Tenía razón, como siempre, mi Marisa. Una pregunta así puede provocar la aparición de un agujero negro capaz de absorber el planeta tierra en cuestión de nonasegundos, y con esas cosas no se juega. 
Una historia de 6 páginas picando en la imagen.

2 comentarios:

Lola dijo...

A veces creo ser uno de tus personajes.

Besos y más besos.

javiguerrero dijo...

Me he acercado a ver tu blog y sospecho que a Mariano lo acojonarías.
Saluditos.