viernes, 8 de mayo de 2009

UN CORAZÓN ROTO, UNA ESTRELLA Y UN CARAMELO. ES UN JUEGO.


En el suelo del parque infantil estaba esto. Como no sabía qué hacer con ello se me ha ocurrido ponerlo aquí y esperar a que alguien escriba en el apartado de comentarios algo sugerente inspirado en la fotografía. La idea es no hacer nuevas entradas en el blog hasta que no tenga al menos 10 comentarios inspirados en esta imagen. Es un juego. Podéis hacer correr este enlace y a lo mejor conseguimos un record guinness de textos sobre un dibujo infantil. A lo mejor se convierte en un fenómeno mediático y aparece en primera página, con grandes titulares:
MILES DE MILLONES DE PERSONAS RINDEN HOMENAJE A SARA, LA NIÑA DEL CORAZÓN ROTO, LA ESTRELLA Y EL CARAMELO, QUE DISFRUTA ENCANTADA DE SU INESPERADA POPULARIDAD.

12 comentarios:

Esperanza dijo...

Ahhh!!! Qué dulce Javier… Cuanto ha evolucionado este blog, desde aquella nota cagada. Siento nostalgia tremenda, y profunda empatia por Sara, deberíamos investigar los significados de tanta simbología. De este post, me gustó todo; hasta el envejecido y las ranuritas verdes del suelo.

Besos.

javiguerrero dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Yo creo que a la niña esa le falta un verano, como a todos los niños. Y el autor de este blog debería utilizar su tiempo en algo más productivo en vez de exponerse al ridículo con esas propuestas infantiles. Confiémos en que haya tenido la sensatez de usar un nombre falso.

Elvira dijo...

buf, vaya con el anónimo, por supuesto que a los niños les falta no un verano, si no muchos antes de hacerse adultos amargados supuestamente productivos como este anónimo.
El sentido del humor es signo de inteligencia, algo que parece faltar en algunos comentarios.

MO dijo...

Pues ahí va mi código da vinci:

Yo creo que Sara, nuestra pequeña artista, no ha querido relacionar los tres dibujos (cuatro con la casita de la pradera) sino que ha dibujado casi lo priero que se le ha venido a la mente a esas edades (¿nueve años? ¿diez? ¿veinte?).
Los corazones son lo típico cuando eres niña y un poco tontita megustaelcolorosa, ya sabes, pero el hecho de que esté roto indica (parezco psicóloga ¿qué no?) que Sara o bien ya ha sufrido por amor (cosa bastante probable a esas pequeñas edades donde todo es de una cuesta arriba que lo flipas) o, por todos es sabido, que mola más hacer un corazón roto porque queda más mega chili guay y eso.

Luego está la estrella, que habrá aprendido a hacerla así (y no como todos partiéndonos la cabeza para que todas las puntitas queden más o menos simétricas) y querrá pavonearse ante sus amigachas Marta y Yeni.

El caramelo me ha desconcertado, seré sincera. Pero fijo que habrá una explicación coherente para ello.

La casa es lo que aprendemos casi todos a hacer cuando somos pequeños (y seguimos haciendo cuando no nos llamamos javiguerreo y suspendemos en dibujo año sí año también).

Ya está. Enigma resuelto. Ya puedes publicar otra entrada.


MO.

Rebeca dijo...

A mí me desconcierta la casilla del SAVE y si en realidad esto no lo ha escrito ninguna niña de 10 años y en realidad se trata de un mensaje cifrado que conduce a un secreto de estado o algo por el estilo. Ya se sabe hay que aprender a sospechar de los que menos sospechas levantan y si no mira a esas setentonas que se dedicaban a ir de crucero en crucero, en plan "somos jubiladas que disfrutamos de nuestra vida", traficando con drogas.

Anónimo dijo...

Mauro dice:
Pues yo creo que el corazón partido es porque la niña está enferma y espera un trasplante de corazón y mientras nosotros divagamos sobre su dibujo ella agoniza.Por otro lado está pensando que ya no verá nunca más las estrellas ni comerá más caramelos ni vera su casa y a los suyos.

Anónimo dijo...

La casilla del Save es en realidad Sara, el nombre de la niña, Rebeca
Mauro

Lilapitonisa dijo...

¿Se vale repetir?

Es que creo que de tanto mirar durante horas el dibujo, tengo una idea:

Sara, no es tan niña, está cerca de la adolescencia o directamente es una adolescente, es una muchacha con seguridad en sí misma notable, para la edad que tiene (Eso me lo dice el trazo de las líneas casi perfecto y el tamaño de sus dibujos) No quiere decir nada con el dibujo de manera conciente solo es un entretenimiento.

Símbolos:

El corazón roto, refleja la curiosidad que tiene por las emociones y lo que está por descubrir, por eso ocupa el primer lugar, el que esté roto es irrelevante, eso solo lo hace más simétrico y vistoso.

El Hexagrama casi perfecto, muestra su capacidad racional para la administración del espacio (Eso está presente en el resto del dibujo) Es transparente y le gustan las cosas claras por eso les pone nombres a las figuras, por si viene algún anónimo idiota, que no la entienda a comentar sobre los veranos que le están por venir. El mensaje específico de la estrella es: Mi alma está en armonía con el universo.

El Caramelo, nos dice su frágil tendencia por lo placentero (¡Ojo! obsérvese que no es una prioridad, el placer está en último lugar, será sosita en un futuro, vamos, poco calenturienta quiero decir)

La torre con chimenea, a su derecha en grande, ésta es lista, listísima, en un futuro se ve con su gran torre en zona fría propia, posiblemente quiera regentar su casa rural, con pareja, no la veo, la veo sola en torre como dueña y señora.

La firma clara y legible, ya lo he dicho antes es una adolescente muy segura de sí.

Por cierto Javier, ¿Tiene premio este juego?

Anónimo dijo...

Sara es el seudonimo del artista internacional Sergio Vallarta, que durante 10 dias y 10 noches se puso de todo hasta los codos y realizo esta obra de arte contemporaneo en la cual destacan la fragilidad de la existencia, la futilidad de los recuerdos y la imposibilidad de superacion de los traumas de las infancias de vidas anteriores.

Dirty Clothes producciones dijo...

Poniendome algo melodrámatico, podría ser que Sara fuera la reencarnación de una niña judía en un campo de exterminio a la que se le partía el corazón de ver lo que le hacían a sus conocidos también judíos y que anhelaba seguir el rastro de caramelos que ella misma había dejado cuando la capturaron para regresar a su casa... Se me cae la lagrimita...

javiguerrero dijo...

Lila, me estoy pensando lo del premio, porque debería. El analisis práctico(con su habitual toquecito de humor) de Mon,el lacrimógeno de Mauro, La versión paranoide conspirativa de Rebeca,El análisis psicologico de Lila ( seguro que Sara es preadolescente), el chiripitiflautico último anónimo y el imaginativo Dirty( se ve que es artista, ya estaba haciendo una novela con el escaso material del que disponía)Voy a esperar 2 días más. Es que me ha gustado el resultado.