miércoles, 6 de mayo de 2009

NOSTALGIA:UNA CAGADA NOCTURNA

Hace unos años, en una fiesta de prao, me vi obligado a buscar un rincón apacible para cagar. Caminé un rato largo antes de encontrar un sitio adecuado. Era bonito: la luna llena, la música de la orquesta apagada por la distancia, el cri cri de los grillos, el aroma de mis excrementos mezclado con el de la hierba y la tierra húmeda haciendo aflorar lágrimas en mis ojos de pura felicidad, mientras un zurullo de diez centímetros de diámetro se abría paso a través de mi ano devolviendo a la tierra lo que le pertenecía. Ese momento de éxtasis místico fue interrumpido entonces por unos pasos y una voz. Era otro tío, que también tenía problemas con sus intestinos, pero este, lejos de disfrutar en silencio del momento, hablaba sólo, borracho como una cuba:
-Mira, te voy a decir una cosa…
El frusfrús de sus pantalones al deslizarse y su voz pastosa y cazallera me hacían tener una imagen viva de la escena, incluso podía identificar en mi imaginación a uno de los borrachos de la barra del bar en la fiesta, el que hablaba para dentro y escupía sus manos y las frotaba como si estuviera a punto de coger una azada.
- …yo ya te dije lo que te iba a costar…yo no miento…lo que te iba a costar lo sabías tú….tú muy bien….a mi nadie me llamó nunca mentiroso a la cara … a la cara…yo ya te…
Su letanía iba acompañada de flops y propopops reveladores del tamaño y la textura de sus heces.
La luna llena seguía allí; y la orquesta y el cricrí de los grillos, pero los excrementos de aquel desconocido y sus miserias se habían mezclado con el aroma de los míos y con mi momento de felicidad terrenal.
La magia había desaparecido.
Picad en la imagen.


2 comentarios:

Elvira dijo...

ja ja ja, vaya...Por estos valles que tú bien conoces, si se te ocurre alguna vez "reconciliarte" con la madre natura a través de gestos escatológicos lo más probable es que seas arrollado por una panda de locos de la btt o un grupito de educados senderistas nórdicos te den los buenos dias y ni se inmuten con el gesto o lo peor els Banders señalizen la defecación con un punto rojo como parte de un GR ...ja ja
(me reí mucho con esa viñeta el dia que la leia,muy bien.)

javiguerrero dijo...

Ya ves Elvira, me emociono con cualquier cosa porque soy persona sensible. Mi pueblo no tiene turismo masivo y por eso de una cagada en el campo solo te ha de preocupar que haya un jabalí o un borracho cerca.