lunes, 25 de mayo de 2009


Este verano encontré en la senda de Foz (Yerbo, Asturias, un delicioso paseo de inmersión en el bosque), una taza de vater en el centro de un prado( un prado verde de dibujo de niño). Aquel día no tenía cámara de fotos, así que la semana pasada salí de nuevo a buscar la taza con mi cámara. Sólo encontré este bote enorme y azul, azul, azul entre los helechos. Me pareció bonito. Ya en casa, mirando detenidamente la foto, se me ocurrió que casi cabía una persona dentro. O dos. Era el bote-camarote azul de los hermanos Marx. Pica en la imagen

3 comentarios:

Rebeca dijo...

Lástima que el WC haya desaparecido, claro que seguro que no tenía un color tan bonito como el del bote. Increíble las cosas que crecen en medio de la naturaleza!

jose luis dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
javiguerrero dijo...

Si, estaba en el centro de un prado lleno de pendientes que convergian, en el punto más bajo, y era rosa. Rodeado de robles y castaños.Pero algún canalla se lo llevó.