jueves, 23 de abril de 2009

PUES ALEGRÁNDOME, HOMBRE



La historieta de hoy está basada casi literalmente en un hecho real del que fui testigo. También recuerdo otra historia parecida en mi pueblo, aunque esta no la he dibujado: Dos señores con boina se encontraron en el bar y parecía que llevaban mucho tiempo sin verse. Se preguntaron por sus familias y uno le dijo al otro que su madre había muerto el mes anterior y su mujer hacía un año. El otro, demostrando que se la pelaba como estaba la familia de nadie y que no había escuchado nada dijo: “Bueno hombre…alegrándome”, apuró el vino y se fue por donde había venido, dejándonos a todos con la risa en la garganta.
Son dos historias que acaban de manera parecida. En la de la imagen hubo exceso de deseo de agradar y demostrar empatía y en el segundo caso absoluta indiferencia.
Conclusión: Si te importa una mierda quien se le haya muerto a tu vecino, será mejor que te calles como un zorro.

4 comentarios:

Rebeca dijo...

ja,ja! Cada vez tengo más curiosidad por tu pueblo!

javiguerrero dijo...

ya te mándare unas fotos, mientras te decides a hacer una visita.

Elvira dijo...

me apunto a la visita. Necesito hacer un estudio sociológico sobre el impacto de los graneros en la evolución psíquica de los habitantes ...ja ja ja (cuela o qué? )

javiguerrero dijo...

No hace falta excusa para acercarse a mi pueblo, solo necesitas un palo largo, un machete y una botella de orujo.