miércoles, 22 de agosto de 2012

UNA VIEJA FOTO DE MARIANO


Mirad esa foto que he encontrado por ahí. Yo también fui joven y tuve pelo y a veces algunas mujeres guapas se me acercaron, en este caso porque era una prima mía y coincidimos en un bautizo y no le quedó más remedio. A ella le he pixelizado la cara porque me parece de muy mal gusto compartir fotos de gente que a lo mejor no tiene ni feisbuk ni le gusta que su cara salga por ahí de ninguna de las maneras porque a lo mejor son gente discreta y puede que algo resentida  que no tiene feisbuk ni nada. Gente que se cree que es muy guapa y no le dio nunca una oportunidad a su primo con el que había compartido bañera de pequeña y se avergüenza de él y cambia de acera cuando lo ve por la calle. Ya sabéis. Ese tipo de personas que aunque tienen un primo con el que comparten recuerdos hacen como que aquello nunca ocurrió. Una buena puta es lo que es, pero yo no soy uno de esos tipos mezquinos y rencorosos y le he pixelizado la cara para que no se conozca su identidad ni la asocien conmigo aunque en mi opinión no debería avergonzarse de su primito porque cuando teníamos doce años estábamos en la verbena del pueblo y me pidió que la acompañara a unos matorrales porque tenía que mear pero le daban miedo las alimañas y se bajó allí mismo las bragas sin cortarse un duro y se puso a mear mientras me miraba y sonreía. Yo no me podía creer que toda aquella orina saliera de ese cuerpecito delicado, y no penséis que lo expulsaba con ese chorrito delicioso que a algunos os gusta imaginar que sale de los coños de las mujeres sino que era más parecido a la manera de evacuar de una vaca corriente y mugiente. Y sonreía y me miraba. Me saqué la pirula y me hice una paja pero la muy puta terminó antes que yo y se fue dejándome en el bosque oscuro masturbándome como el zoquete que soy y siempre seré. Pero yo no soy resentido y tolero la indiferencia creciente con que me ha ido tratando a lo largo de los años y no voy a compartir su cara en feisbuk porque se llama Luzdivina Pertierra Parrondo y es la esposa de un famoso cirujano que todo el mundo conoce y seguro que no le gustaría salir en las fotos de mi muro de feisbuk.

3 comentarios:

Don_Mingo dijo...

Tan crack como siempre! :)

Kenit Folio dijo...

Hay estados del alma que son irrepetibles.
Un saludo.

javiguerrero dijo...

Gracias Mingo. Kenit, lo del alma me ha dejado el cerebro humeante.