miércoles, 30 de noviembre de 2011

EL CHOCOLATE


Por el ruido sabía que Marisa estaba hurgando en el cajón del chocolate. Solo quedaban 3 onzas y esperaba que Marisa cumpliera con el rito de traerme una al ordenador. El ruido de envoltorio de chocolate seguía e incluso podía captar con mis super orejas el ruido de sus mandíbulas y algún gemidito de placer. Marisa pasó a mi lado sin decir ni mu, se sirvió un vino tinto y se sentó delante de la televisión. Me acometió un temor estremecedor. Lo comprobé. ¡¡Marisa se había comido las tres onzas y no me había ofrecido ninguna!! Me senté con ella en el sofá y pude ver por el rabillo del ojo que su actitud era la de una persona inocente.
-¡¡¿SABES QUÉ, MARISA?!!¡¡ME VOY A COMER UNA DE LAS TRES ONZAS DE CHOCOLATE QUE QUEDAN EN EL CAJÓN DEL CHOCOLATE!!
- Me las acabó de comer yo-(me pareció notar un ligerísimo rubor en sus mejillas)
Me tomé unos momentos de suspense dramático, como si no hubiera
podido asimilar todavía lo que acababa de escuchar.
-¡¡MARISA, POR DIOS, ¿TE HAS COMIDO TÚ SOLA LAS TRES ONZAS Y NO ME HAS DEJADO UNA?!!¡¡¿TE DAS CUENTA DE LO QUE ESO SIGNIFICA?!!
- ...
-¡¡NUESTRA RELACIÓN SE DERRUMBA COMO UN CASTILLO DE NAIPES, MARISA!! ¡¡¿DEBO ENTENDER QUE A PARTIR DE AHORA DEBERÉ ESCONDER PORCIONES DE LAS TABLETAS DE CHOCOLATE EN LOS ZAPATOS PARA ASEGURARME UNAS MIGAJAS?!!
Marisa se reía. Ella no entiende cómo esas cosas pueden herir el corazón de un hombre porque tiene una mente fría.
-¡¡¿Y EL QUESO MARISA?!!¡¡¿TAMBIÉN DEBO RESERVAR TROZOS DE QUESO Y ESCONDERLOS EN EL CAJÓN DE LOS PEINES?!!¡¡¿ES ASÍ COMO VAMOS A VIVIR AHORA, CONSPIRANDO CON LA COMIDA Y ESCONDIÉNDONOS DEBAJO DE LA CAMA A COMER LOS MEJORES BOCADOS SIN QUE EL OTRO SE ENTERÉ?!!
-...-Marisa no decía nada porque la risa no le dejaba y , mientras, mi corazón se rompía.
- ¡¡¿ME LEVANTARÉ DE MADRUGADA Y TE ENCONTRARÉ CON MEDIO CUERPO EN LA NEVERA, DEVORANDO COMO UNA LADRONA BULÍMICA O SERÉ YO EL QUE SE DESLICE COMO UNA SERPIENTE A LA DESPENSA A LAS 6 DE LA MAÑANA Y VACÍE EL BOTE DE MIEL SOLO PARA NO TENER QUE COMPARTIRLO CONTIGO?!!
- También podemos tener despensas separadas y cerradas con llave y dos neveras con candado. Pero ten en cuenta que el día menos pensado estaremos conspirando para robarnos las llaves y hacer copias y probablemente acabaremos cambiando las cerraduras constantemente por el temor  a ser robados. ¿Y sabes, Mariano, qué vendrá después?
- ¡¡LA VIOLENCIA, MARISA, LA CONSPIRACIÓN Y EL ASESINATO, COMO EN LOS TIEMPOS DE LOS EMPERADORES ROMANOS!!¡¡LA COMIDA ENVENENADA, LOS ALFILERES EN EL PAN Y LAS GUINDILLAS EN LA NOCILLA!!
-¿Quieres un bombón que traigo en el bolso?
Marisa sacó un bombón de su bolso. Era redondo y con el envoltorio dorado. Tenía una pinta cojonuda. Lo cogí y me lo metí entero en la boca. Mmmmmm, ¡Qué riquísimo estaba!¡Tenía trocitos de avellana!!

-¿dú no diened bombón(tú no tienes bombón)?- dije, con la boca llena.
- No, esperaba que me dieras la mitad del tuyo- dijo, riéndose

Ay qué ver lo lista y serena y equilibrada que es mi Marisa. Me sentí un poco avergonzado y finalmente apoyé mi cabezota en su regazo y comencé a darle mordisquitos en el coño por encima del pantalón, que es lo que hago siempre cuando me quiero disculpar. Se reía.
En la imagen, página 1 de 2

3 comentarios:

Fernando dijo...

Quién me iba a decir a mí que iba a disfrutar leyendo relatos marujos :)

KENIT dijo...

Está claro que en las relaciones de pareja, muchas veces apetece sacar los tanques al pasillo.
Veo que lo del chocolate es un mal endémico. Debiera regularizarse por ley.

javiguerrero dijo...

ye verdá