miércoles, 15 de julio de 2009

BATIDO DE FRESA

Pues no os lo vais a creer. Un amigo mío decidió un día, después de que un dolor de muelas y una resaca compartieran espacio en su cabeza durante una semana, dejar de beber los tres litros de vino tinto que se echaba en el coleto a diario y pasarse a la horchata ligth del tiempo. Todos los exborrachos se pasan a la cerveza sin alcohol o al mosto y le aconsejé que hiciera otro tanto, pero el decía que no quería que nadie pensara que estaba sufriendo por no beber.
-No es para no sufrir tontorrón, nada puede sustituir al vino, es para que no se den cuenta de que no estás bebiendo alcohol y así no tener que dar explicaciones.
Pero mi amigo era muy cabezón. Yo no entendía como un borracho podía meterse esa porquería en el cuerpo sin vomitar. Se relamía. Sus amigos renegaron de él. Un hombre adulto que bebe horchata compulsivamente está condenado al ostracismo, ya se lo dije yo y no me quiso creer. Pues el muy cabrón se pasó al batido de fresa sin azucar. Ni siquiera yo pude soportar esa provocación. Él sabía perfectamente que el batido de fresa es una mierda y lo estaba bebiendo solo por joder. Los camareros y chigreros le atendían con desprecio, las mujeres no se le acercaban a pesar de que su aspecto había mejorado ostensiblemente con la ayuda adicional de una dieta sana y un gimnasio. Finalmente desapareció de mi círculo social. Un día lo vi en un parque, sin afeitar, sucio y desaliñado, apurando un cartón de batido de fresa que coloreaba su barba al derramarse; con la mirada perdida y el pulso temblón, bebía batido como si ese día se fuera a acabar el mundo. Apuré el paso para que no me viera.
Pica en la imagen.

2 comentarios:

Elvira dijo...

ohhhh..quieres decir que ese aspecto deplorable que tenía el último dia está relacionado con las bebidas sanotas??

..nooooo, soy una ché y me encanta beber horchata..ja ja...Dios, estoy condenada!!!!! Creo que lo compensaré con las interminables cenas acompañadas de los Cabernet Sauvignon.

javiguerrero dijo...

Quiero decir que el batido de fresa y la horchata me dan mucho asco y los he utilizado para contar la historia de un tipo que cuando deja el acohol se ve socialmente excluido. A ti seguro que te queda bien hasta un zumo de aceite de hígado de bacalao.