jueves, 31 de mayo de 2012

UN CAMBIO DE CARA

Le he hecho un pequeño cambio de cara al home de la casa de mi web y , aunque tampoco es para tirar voladores, creo que ahora está más completo y navegable. Todavía tengo que hacerle algunas cosas pero así está. Podéis pinchar y mirar.

LA PRIMA DE RIESGO HA CRECIDO Y ES PELIGROSA

La familia Riesgo no quiere saber nada de la prima fea y salen avergonzados de casa con bolsas agujereadas en la cabeza.
- Ya de pequeña todo lo que tenía de fea lo tenía de puta- dice un tío político que prefiere mantenerse en el anonimato.

domingo, 20 de mayo de 2012

EL EMOTICONO DÓMINA. NUEVAS PERVERSIONES DE LA ERA INFORMÁTICA

video
Seguro que la era informática trae consigo nuevas vueltas de tuerca a las fantasías sexuales de aquellos que pasan demasiado tiempo en el ordenador. Para aquellos que tienen fantasías de sumisión hacia los iconos con los que se comunican a diario he preparado este video que espero esté pronto en redtube o por ahí. La voz automatizada la conseguí, como veis en la imagen de arriba, introduciendo la frase en el traductor de google, dándole al audio y grabándolo. Uuhhmmm, esa voz femenina carente de sentimientos insultando y humillando...

viernes, 11 de mayo de 2012

AMOR Y PRIMAVERA



No hay melancolía que se resista a ese festival de los sentidos que estimula nuestro ánimo hasta rayar con el paroxismo. Unas lágrimas de esperma se contienen a duras penas en la punta del nabo, las jovencitas se apresuran a mostrarnos su pies con sus sandalias griegas o romanas, el gato juega con la pelotita, el ratoncito asoma el hociquito, las piernas se mueven solas y los muñones callan y esperan.

lunes, 7 de mayo de 2012

"MI MARISA ES UN ÁNGEL" YA SE PARECE A ALGO.






El libro que preparo desde hace un año (aunque puede ser que desde hace 10 o 30) ya se va pareciendo un poco a esa cosa rara que tenía en mente, más rara aún que la mente difusa de Mariano y la paciencia sobrenatural de Marisa. Aunque todavía no está maquetado ni terminada la selección de material, es seguro que habrá al menos 60 páginas de cómic y otras tantas de texto ilustrado.  Colores sucios en algunas historias, limpios  y luminosos en las menos, trazo tan dispar como los estados de ánimo de mi mano derecha (cosas de salud), parques otoñales, patios de luces, calles viejas , bares tristes, bolsas de plástico que vuelan..En fin, ahí os dejo una muestra de viñetas que forman parte de algunas de las historias de cómic que publicaré en el  libro "Mi Marisa es un ángel".

viernes, 4 de mayo de 2012

MARIANO, CUENTA CUENTOS SIN FRONTERAS


Marisa dice que debo encontrar un remedio para mi fobia a los niños porque cada vez son más los eventos sociales que evitamos para que yo no tenga que soportar su presencia. Si bien puedo disimular mi repulsión cuando mantienen cierta distancia de seguridad y, sobre todo, cuando pasan desapercibidos mientras juegan a esas cosas tan inquietantes, también es verdad que la situación se hace insoportable y una nausea emerge de los más profundo de mi ser cuando consiguen erigirse en protagonistas de la función y captar la atención de los adultos con sus insensateces. A dios gracias, solo esporádicamente algún niño de espíritu inocente se siente atraído por mi presencia y una vez ocurrió que un primito de mi Marisa pretendió subirse en mis rodillas, pero yo reaccioné con presteza levantándome justo en el momento en que el niño escalaba mis piernas  haciendo que se cayera hacia atrás golpeándose la cabecita contra la esquina. Mientras el niño lloraba yo permanecía paralizado con las manos en alto dando a entender que no aceptaba mi responsabilidad en el accidente y pude notar cierta acritud en las miradas de los padres del niño e incluso en la de mi Marisa, que estuvo toda la tarde ninguneándome.
Es por eso y por muchas cosas más que mi Marisa me apuntó a un taller de cuenta cuentos sin fronteras  esperando que la exposición premeditada a un grupo de niños hiciera desaparecer mis miedos para siempre. El taller estaba lleno de pelotas de colores con caras sonrientes pintadas rudimentariamente con rotuladores. Las pelotas hacían las veces de niños que escuchan y nosotros les contábamos los cuentos. Yo me tomé el asunto como un reto y fui muy aplicado, tanto así que muy pronto me hicieron participar en un cuenta cuentos real con niños de verdad que acudieron a una biblioteca para el evento. A mí me tocó el segundo y tenía pensado contarles el de la princesa pija y el guisante pero al ver esos ojitos asombrados y expectantes y sentirme yo seguro con mi sombrero de copa amarillo y mis gafas de cristales anaranjados, insistí en quedarme a solas con ellos y decidí olvidarme del cuento que tenía preparado e improvisar sobre la marcha algo mucho más divertido.
- Había una vez un Ramón que vivía en un hospital y que no se podía mover de su cama, digo un Ramón porque tenía la nariz muy separada de la boca, las cejas espesas y una oreja más grande que la otra y las dos llenas de pelos y no podía llamarse de otra manera. Bueno, pues este Ramoncito comía, leía, meaba y cagaba sin moverse de la cama...¿Os hace gracia?-(Los niños se reían porque Ramoncito cagaba)- pues que sepáis que, aunque parezca divertido poder hacerlo todo sin moverse de la cama, Ramoncito sufría en silencio cada vez que tenía que cagar porque era esta una empresa delicada. Cuando esto ocurría, Ramoncito llamaba a las celadoras y estas llegaban con una bandeja que le colocaban debajo del culo. La bandeja no era muy profunda y la mierda enseguida le embadurnaba las nalgas a medida que se iba acumulando, luego llegaban las celadoras para quitarle la bandeja y limpiarle el culo y le llamaban cochinote y ponían cara de asco y esto a Ramoncito le daba mucha vergüenza así que un día decidió que no volvería a cagar más y se metió una cera de colores que tenía en la mesita por el culo para que hiciera de tapón. Pronto comenzó a inflarse su tripita como un globo y al quinto día de aguantar la mierda acumulándose dentro, las tripas no pudieron más y Ramoncito reventó como un sapo esparciendo toda la caquita por las paredes, la pantalla del televisor, el gotero, las sábanas, la cara de su compañero de habitación, que no podía hablar porque tenía una enfermedad degenerativa que lo había convertido en una berenjena, en fin , lo salpicó  todo.... Y esta es la historia de Ramoncito.
Me quedé escrutando sus caras esperando alguna reacción, pero estaban todos con las bocas abiertas y las mandíbulas en el ombligo.
- ¿Y por qué estaba Ramoncito en la cama y por qué no podía moverse?- se atrevió a preguntar el más listo.
-¡¡ME CAGO EN LA PUTA, NIÑO, ¿A QUIÉN COÑO LE IMPORTA LO QUE LE PASABA A RAMONCITO?¿NO VES QUE REVENTÓ COMO UN SAPO? ¿ES QUE NO ENTIENDES LA MORALEJA?!!
Alguien me pasó el brazo por encima del hombro mientras otra persona me empujaba hacia fuera de la sala.  
Ya en casa, pude adivinar que le habían chivado a Marisa lo sucedido por su cara tensa y la mirada fría.
- ¡Ay, Marisa, los niños de ahora no tienen principios ni valores!
Marisa no puede estar mucho rato enfadada y tiene la risa fácil.